Fundadores

El museo del pan

eg

1900 Antonio García García fundo la empresa a principio del siglo XX, el abuelo Antonio además de panadero y molinero conocía bien y practicaba otros oficios talabartero, abaldónelo, carpintero, colmenero,… de este último, nuestro actual nombre el colmenero de alhaurín. La empresa en sus primeras décadas y hasta los años 70 estuvo situada en calle albaicín n27.

1960 Antonio García González, mi padre, después de un periplo como inmigrantes en nuestra vecina Francia relevo e impulso de nuevo el negocio familiar con productos novedosos y nueva maquinaría. En los años 70 se acometió el primer gran proyecto que fue el traslado a lo que hoy es nuestra ubicación. De una forma singular accedió a comprar al obispado de Málaga, la ermita de san Gaudencio, ya en desuso y maltrecha desde la guerra civil española, esta ermita albergo los restos incorruptos del santo romano San Gaudencio traído a nuestro pueblo, por mediación de la familia marzo, desde las catacumbas de Pontiano, Roma.

A partir de ahí y con nuestro actual nombre forjamos con la brillante dirección de Antonio García González lo que hoy es el Colmenro de Alhaurín. Mi padre hombre excepcional, panadero de elite, punta de lanza y referente en la panadería española, fue un visionario de la panadería moderna. Ya en los 70, introdujo conceptos nuevos, como productos integrales, implantando la idea de panes y productos saludables y en esa misma época también introdujo productos sin gluten.

Culmina su brillante carrera con una nueva reforma y la creación de nuestra joya museo del pan Antonio García González. El primer museo de España dedicado al pan, al noble oficio de panadero, a los cereales y a la molienda.